Jóvenes de los ocho decanatos de Mendoza se sumaron para celebrar a la Virgen del Rosario

 

.







Desde temprano, el pasado domingo 7 de octubre, en el Camping de Villa Maristas, se congregó una gran cantidad de jóvenes, para celebrar, en su día, a la Patrona de Mendoza y de Cuyo, la Virgen del Rosario.

Los presentes recibieron desde temprano, con júbilo, aplausos y “vivas” la llegada de la imagen de la Virgen del Rosario traída por la Cofradía del Rosario, seguida por la “Cruz de los Jóvenes” llevada por los representantes del Decanato Guaymallén y al “Ícono de la Virgen del Rosario” que portaban los jóvenes del Decanato Valle de Uco. La imagen de la Virgen del Rosario peregrinó durante 4 meses previos a la Fiesta por el Decanato Este. Así mismo, tanto la Cruz como el Ícono han peregrinado en dichos Decanatos desde la Fiesta Diocesana 2017, visitando todas sus comunidades.

Aquí, los jóvenes de la Arquidiócesis tuvieron su primer encuentro con el nuevo Arzobispo de Mendoza, Mons. Marcelo Colombo y su Obispo Auxiliar, Mons. Marcelo Mazzitelli. El momento orante fue iluminado con con la parábola del “tesoro escondido” y la “perla preciosa”, para luego presentar las realidades de distintas pastorales: de la calle, carcelaria, adicciones y vocacional; luego se trabajó en grupos.

Uno de los momentos más festivos fue la entrega de la Cruz de los Jóvenes y el Ícono de la Virgen, por parte de la Pastoral de Juventud, y con la bendición del Arzobispo, a los nuevos decanatos. Éstos tendrán como misión y tarea, hasta la próxima Fiesta Diocesana, profundizar la fe y la evangelización en sus comunidades, que serán visitadas por estos signos visibles de nuestra fe. La Cruz de los Jóvenes la recibieron gozosos los miembros del Decanato Este al igual que el Decanato Centro recibió el Ícono de la Virgen.

El instante en que tanta algarabía juvenil dio lugar a un momento profundo de recogimiento, silencio y oración fue, sin duda, la adoración al Santísimo Sacramento, que estuvo a cargo de los miembros de la Pastoral Vocacional. Los jóvenes entregaron al Señor sus deseos más íntimos, sus agradecimientos, sus necesidades y el trabajo previo realizado.

Después de este momento, ya cerca de las 14hs., el Movimiento de los Peregrinos estuvo al frente para guiar la peregrinaron de jóvenes hacia el Santuario N. S. de Lourdes, donde se unieron al momento de Animación y a la Santa Misa, con la que culminó este Festejo Diocesano a nuestra Madre del Rosario.


Notas relacionadas:

- Homilía de Mons. Marcelo Colombo en la Fiesta Diocesana 2018
- Fiesta Diocesana: gozo y cantos marianos cerca de las montañas
- En un templo colmado de fieles, la Iglesia de Mendoza vivió con mucha alegría su Fiesta Diocesana
- Ver todas las Fotos de la Fiesta Diocesana 2018 (solicitá unirte a nuestro grupo de Facebook)