S.E.R. MONS. JOSÉ MARÍA ARANCIBIA (volver)

Mons. José María Arancibia, hijo de Aureo Arancibia y Victoria Valenti, nació en Buenos Aires, el 11 de abril de 1937.

 

En los años de su adolescencia, su familia se radica en Córdoba. Allí realizó sus estudios secundarios (1949-1953), ingresando al Seminario Metropolitano de Córdoba en el año 1954, en donde realizó sus estudios eclesiásticos.

 

Recibió la ordenación sacerdotal el 22 de septiembre de 1962, por el entonces Arzobispo de Córdoba, Mons. Ramón Castellano. Es Licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1966) y Doctor en Teología (especialidad Moral) por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma (1969).

 

El 26 de febrero de 1987 fue elegido Obispo Titular de Cerenza y Auxiliar de Córdoba. Recibió la consagración episcopal el 28 de mayo del mismo año.

 

Promovido a Arzobispo Coadjutor de Mendoza el 13 de febrero de 1993, tomó posesión canónica el 28 de mayo de ese mismo año. Desde el 25 de marzo de 1996 se desempeñó como Arzobispo diocesano sucediendo a Mons. Cándido Rubiolo.

 

En la Conferencia Episcopal Argentina se desempeñó como: Secretario General (1987-1993), Miembro de la Comisión Ejecutiva (1987-1993) y de la Comisión Permanente (1987-1993, 1996-2005); Miembro de la Comisión Episcopal de Fe y Cultura (1987-1993) y de la Comisión Episcopal de Ministerios (1993-1996), de la que luego fue su Presidente (1996-2002); Subdelegado ante el CELAM (1993-1999), y miembro del Equipo para la reestructuración de los organismos de la CEA (2002-2005). Entre el 2005 – 2008 fue miembro de la Comisión Permanente y Presidente del Consejo de Asuntos Económicos. Entre los años 2001 y 2005 se desempeñó como Moderador de la Región Pastoral Cuyo.

 

Participó en la IV Conferencia general del Episcopado latinoamericano en Santo Domingo (1992), y en tres Sínodos de Obispos en Roma: 8º Asamblea general ordinaria sobre la Formación sacerdotal (1990); Asamblea especial para América (1997), y 11º Asamblea general ordinaria sobre la Eucaristía (2005). En marzo de 2006, el Santo Padre Benedicto XVI lo designó miembro del Consejo especial para América, de la Secretaría general del Sínodo de los Obispos. Ese mismo año fue elegido como Delegado a la V Conferencia general del Episcopado latinoamericano (Aparecida, mayo 2007).

 

Por mandato de la Santa Sede , se desempeñó como Visitador apostólico del Seminario mayor interdiocesano Santiago el Mayor (Argentina, 1991), de los Seminarios mayores de Chile (1994), y de los Seminarios mayores del Paraguay (1996).

 

En estos años de Episcopado, Mons. Arancibia impulsó la tarea de renovación eclesial iniciada, promoviendo el compromiso por una acción pastoral más intensa, orgánica y misionera. Gracias al trabajo, experiencia y al aporte de muchas personas e instituciones, se elaboró el Plan Diocesano de Pastoral con objetivos, estrategias y actitudes. Después de su aprobación y entrega a la diócesis en noviembre de 1998, dicho Plan de Pastoral ha orientado la acción evangelizadora de la Iglesia diocesana a lo largo de estos años. A partir de 2001, cada año es publicado un Diseño pastoral con el objetivo de hacer una aplicación orgánica y sistemática del mismo.

 

Los frutos que la Arquidiócesis de Mendoza está recogiendo son numerosos, y en distintos campos. Cabe mencionar la renovación de los centros de formación para agentes de pastoral, los planes de formación permanente, la consolidación de la Escuela Arquidiocesana de Ministerios, el afianzamiento de los principales Consejos diocesanos (Presbiteral, de Pastoral, de Órdenes y de Consultores), una mejor organización de la Curia arzobispal.

 

En estos años, se han ido capacitando sacerdotes en distintos campos de las ciencias eclesiásticas: teología, espiritualidad, derecho, etc.

 

Este esfuerzo no solo ha redundado en beneficio de los institutos de formación gestionados por la Diócesis (Seminario Arquidiocesano, Instituto Pablo VI, Escuela de Ministerios “San José”, Seminario de Catequesis “Divino Maestro”), sino también en la calidad de la acción evangelizadora de la misma Iglesia diocesana.

 

El 12 de noviembre, el Santo Padre aceptó su renuncia siendo en la actualidad Arzobispo emérito de Mendoza.

 

 

Arzobispado de Mendoza - Catamarca 98 - Ciudad CP (5500) Mendoza - República Argentina
Tel: +(54 261) 423 3862 / 425 0916 / 429 4885 Fax: 429 5415